volver
Capítulo 18: Concordancia de los tiempos


  18.2.1 Concordancia de los tiempos si el verbo introductorio está en un tiempo de presente

Tanto en el discurso indirecto como en la concordancia de los tiempos hay que distinguir entre dos situaciones. Si el verbo introductorio está en un tiempo del presente (presente, futuro) o en un tiempo del pasado (pasado indefinido, pasado perfecto*, imperfecto, plusquamperfecto). Aunque en ambos casos el ancla es el momento en el cuál los acontecimientos son imaginados o contados hay una diferencia. En el caso de que el verbo introductorio (decir, creer, pensar, temer etc.) está en un tiempo de presente ambos, el que cuenta lo que otro ha dicho o se ha imaginado y el que lo ha dicho o se ha imaginado están en el mismo tiempo y por lo tanto no hay que reajustar el ancla.

* Subrayamos que muy al contrario del español en italiano el passato prossimo / pasado perfecto es un tiempo del pasado y esto incluso es el caso en las regiones de Italia donde el passato prossimo no ha asumido todavía las funciones del passato remoto. Incluso si se utiliza el passato prossimo como el pasado perfecto en español, el pasato prossimo es un tiempo del pasado.

En el ejemplo tenemos otra vez nuestro Andrés ficticio y nuestra María ficticia que cuenta algo. Andrés cuenta, lo que María dice. Andrés cuenta el lunes lo que María ha dicho el lunes. Lo acontecimientos que María cuenta sucedieron el domingo.

María dice que le robaron su monedero.

El punto de referencia para ambos es el lunes y por lo tanto no hay que reajustar nada. La situación cambia, si Andrés cuenta el martes lo que María dijo el lunes.

María dijo que le habían robado su monedero.

En este caso Andrés y María no se encuentran en el mismo espacio de tiempo y hay que reajustar los tiempos, porque el ancla es el lunes, el momento en el cual María dijo lo que había pasado en un momento anterior al lunes. En este caso hay que utilizar el plusquamperfecto, porque con el plusquamperfecto se describe un acontecimiento que ocurrió en el pasado antes de otro acontecimiento del pasado.

La tabla abajo muestra las reglas de manera más sistemática, si el verbo introductorio está en un tiempo de presente. Verá que funciona como en español.

Es absolutamente necesario ver que en la tabla abajo siempre hay DOS personas. Una que dice algo y la otra que dice lo que el otro dice, ha dicho o dirá. Más tarde vamos a ver todo el sistema y incluir en la tabla también la situación si el verbo introductorio está en un tiempo del pasado.

El acontecimiento ocurre en el presente y es contado / imaginado en el presente
Lui dice: "Compro il pane."
  Lui dice che compra il pane.
  Él dice : "Compro pan."
  Él dice que compra pan.
El acontecimiento ocurrió en el pasado y es contado / imaginado en el presente
Lui dice:"Ho comprato il pane."
  Lui dice che ha comprato il pane.
  Él dice: "He comprado pan."
  Él dice que ha comprado pan.
Él acontecimiento ocurrirá en el futuro y es contado / imaginado en el presente
  Lui dice: "Comprerò il pane."
  Lui dice che comprerà il pane.
  Él dice: "Compro pan. "
  Él dice que comprará pan.

Como se puede ver fácilmente un cambio de los tiempos no es necesario en este caso, lo único que hay que eventualmente cambiar son los adverbios y pronombres.

Los tiempos del presente son presente, condizionale I y futuro. Sin embargo hay aquí un pequeño problema del cual se tendrá que hablar más tarde. El pasado perfecto (He comido) es un tiempo del presente en español, porque el pasado indefinido (yo comí) goza de plena salud en español. Lo que corresponde en italiano al pasado indefinido, el passato remoto, esta un poco enfermizo en italiano y sus funciones han sido asumidos por el passato prossimo, o sea se puede hoy en día describir acontecimientos acabados en un tiempo acabado (Ayer me fui al cine) con el passato prossimo, lo que significa que el passato prossimo al asumir las funciones del passato remoto se ha convertido en un tiempo del pasado en italiano, lo que obviamente también tiene consequencias en el uso de este tiempo en el discurso indirecto y en la concordancia de los tiempos. Vamos a hablar de este problema más tarde. Para resumir. Si el verbo introductorio está en un tiempo del presente no hace falta una adaptación de los tiempos, porque el ancla en relación al cual hay que describir los acontecimientos no cambia. Vamos a dar otro ejemplo con un verbo que describe los hechos como imaginados por alguién: saber.

En el próximo ejemplo tenemos otra vez nuestro ya famoso Andrés ficticio, que cuenta lo que María piensa. El ancla no es el presente de Andrés, o sea el presente de la persona que cuenta lo que Maria piensa, sino el presente de Maria. Solo en el caso que ambos se encuentren en la misma temporada, lo que es el caso cuando el verbo introductorio está en un tiempo del presente, ambos se encuentran en el mismo espacio temporal y en este caso tampoco hace falta de reajustar los tiempos.

El acontecimiento ocurre en el presente y es contado / imaginado en el presente
María: So che Andrea non viene.
  Lei (Mará) sa che Andrea non viene.
  María: Yo sé, que Andrea no viene.
  Él sabe que Andrea no viene.
El acontecimiento ocurrió en el pasado y es contado / imaginado en el presente
  María: So che Andrea non è venuto.*
  Lei (María) sa che Andrea non è venuto.
  María: Yo sé, que Andrea no ha venido.
  Él sabe que Andrea no ha venido.
Él acontecimiento ocurrirá en el futuro y es contado / imaginado en el presente
María: So che Andrea non verrà.
  Lei (María) sa che Andrea non verrà.
  María: Yo sé, que Andrea no viendrá.
  El sabe, que Andrea no viendrá.

* Andrea es un nombre masculino en italiano y por lo tanto tiene que ser venuto y no venuta. Recuérdese a lo dicho en el capítulo 9.3.

Para ponerlo más claro: Si Maria sabía en el pasado, en una temporada anterior a la temporada en la cual se encuentra nuestro Andrés ficticio, el verbo introductorio estaría en un tiempo del pasado. En este caso hay una diferencia entre el momento en el cual se encuentra Andrés (él que narra lo que Marío sabía) y el momento en el cual Mario se imaginó algo. En este caso hay que adaptar los tiempos.

Mario sabía en el pasado
  Mario: So che Andrea non verrà.
Andrés cuenta lo que Mario sabía en el pasado
  Lei sapeva che Andrea non sarebbe venuto. **

** Sí, es correcto, es otra diferencia entre el italiano y el español. Para describir un futuro desde el punto de vista del pasado se utiliza el condicional II en italiano y no, como en español, el condicional I.

En este caso el ancla es el momento en el cual Mario lo piensa, se trata por lo tanto de un futuro desde un punto de vista del pasado. El condicional es otro tiempo que pierde sus funciones originales en el discurso indirecto / concordancia de los tiempos. En este contexto no describe irrealidad (Si tuviera dinero, me compraría un coche), cortesia (Podría usted ayudarme) sino un acontecimiento en el futuro visto dede un punto de vista del pasado.

 volver
Capítulo 18: Concordancia de los tiempos

contacto pie de imprenta declaración de privacidad