volver
Capítolo 13: Formas infinitas del verbo


  13 Formas infinitas del verbo

Llamamos formas infinitas todas aquellas formas que son indeterminados en cuanto se refiere a la persona, el modo (indicativo / subjuntivo) o el tiempo. Son infinitas el gerundio, el infinitivo, el participio presente y (aunque en menor medida) el participio perfecto. Si no está bien claro de que hablamos un ejemplo.

a) Comió
b) Comer

Ambas formas se refieren a la misma acción, comer, sin embargo a) contiene mucho más informaciones que b). En a) sabemos que una sola persona (hombre / mujer) realizó en el pasado una acción. Esta forma es por lo tanto determinada. En b) no sabemos nada, ni quién realizó esta acción, ni cuando.

Si lo único interesante que se puede contar sobre las formas infinitas fuera el hecho que son indeterminadas no las mencionaríamos aquí y sobre todo no les dedicaríamos un capítulo entero. Les dedciamos un capítulo entero porque son estructuras muy poderosas, con las cuales se puede abreviar cantidad de frases subordinadas. Si usted ha jamas comparado el tamaño de la version alemana de una novela, digamos Guerra y Paz de Tolstoy con la versión española se ha dado cuenta que la versión española es mucho más delgada. Esto se debe a las formas infinitas. Comparemos estas dos frases.

a) Habiendo hecho su trabajo, se fue.
b) Después de que había hecho su trabajo, se fue.

La construcción a) es mucho más breve que b). Esto es el primer punto. El segundo punto por el cuál hemos dedicado un capítulo entero a estas estructuras es el hecho que son complicadas. No vamos a dar aquí un resúmen completo de todos los problemas que hay, de esto vamos a hablar más tarde, nos bastan un par de ejemplos.

Sabiendo que no está en casa, entraron.

El gerundio muy a menudo es ambiguo. Este frase puede entenderse de dos formas distintas.

Como sabían que no está en casa, entraron.
A pesar de que sabían que no está en casa, entraron.

El gerundio no revela la relación entre los acontecimientos contados con el gerundio y los acontecimientos contados por el verbo finito. Si se sustituye una frase subordinada con un infinitivo, se debe anteponer una preposición que revela esta relación.

infinitivo: Después haber leído el libro, sabía más.
gerundio: Habiendo leído el libro, sabía más.

Vamos a ver en los próximos capítulos también cuando una frase subordinada puede ser abreviada tanto con el infinitivo como con el gerundio y cuando esto no es posible.

 volver
Capítolo 13: Formas infinitas del verbo

contacto pie de imprenta declaración de privacidad