volver
Capítulo 13: Formas infinitas del verbo


  13.1 La función del gerundio

La forma verbal infinita más poderosa de las lenguas románicas es el gerundio. Si usted se ha jamas preguntado por qué una novela en alemán es más gorda que la misma novela en español ahora encuentra la respuesta. Con los gerundios se puede abreviar cantidad de frases subordinadas.

resúmen
  frase causal (El acontecimiento de la frase principal es la consequencia de un acontecimiento descrito en la frase subordinada)
  Habiendo perdido su trabajo, no podía pagar el alquiler.
  con conjunción : Como había perdido su trabajo, no podía pagar el alquiler.
  frase temporal (El acontecimiento de la frase principal sucede en el mismo momento que el acontecimiento de la frase subordinada)
  Escuchándola miraba los niños en la calle.
  conjunción: Mientras la escuchaba, miraba los niños en la calle.
  frase condicional (El acontecimiento de la frase principal depende de una condición descrita en la frase subordinada. )
  Trabajando más y hablando menos, podría terminar el trabajo hoy.
  conjunción: Si trabajara más y hablara menos, podría terminar el trabajo hoy.
  frase adversativak (Pone de relieve la contradicción entre un acontecimiento descrito en la frase subordinada y otro descrito en la frase principal. )
  Siendo rico, no era feliz.
  conjunción: Aunque era rico, no era feliz.

Un hispanohablante no tendrá ningún problema con este tipo de construcciones, porque su uso corresponde a 100 por ciento a su uso en italiano.

Sin embargo este tipo de construcción es un poco curioso desde un punto de vista filosófico. En una frase subordinada normal es la conjunción que establece la relación lógica o temporal entre la frase principal y la frase subordinada.

A pesar de ser rico, es feliz.
Por ser rico, es feliz.

Entendemos que las dos frases no significan la misma cosa y que las conjunciones establecen relaciones muy distintas entre la frase principal y la frase subordinada. De esto se puede deducir, que en el caso de que no haya conjunción, lo que es el caso si se sustituye la frase subordinada por un gerundio, se debe entender el significado por el contexto. Entonces el cerebro humano tiene que trabajar más, tiene que interpretar el gerundio y tiene que conocer el contexto. Miremos estas frases.

=> Sabiendo que no está en casa, se han ido.
a) Como sabían que no está en casa, se han ido.
b) Aunque sabían que no está en casa, se han ido.

Evidentemente hay una diferencia enorme entre a) y b). En el caso de a) se han ido, porque sabían que no está en casa y han robado todo lo que se podía robar. En el caso b) se han ido, a pesar de que sabían que no está en casa, a lo mejor esperando que no obstante lo encontrarán. Esto le puede aparecer trivial, pero el autor realmente no esta tan seguro que sea trivial, porque revela algo sobre el funcionamiento del cerebro humano. Mucha gente cree que la lengua es algo esencial para poder pensar, lo creen porque los productos de la actividad cerebral se presentan muy a menudo en palabras. El caso del gerundio en las lenguas románicas muestra todo el contrario. El cerebro humano piensa de manera muy asociativa y es capaz de abarcar grandes espacios de ideas, de manera no verbal. El contexto que permite sin reflexión alguna de interpretar un gerundio está presente de manera no verbal y es interpretado con un velocidad alucinante.

 volver
Capítulo 13: Formas infinitas del verbo


contacto pie de imprenta declaración de privacidad