volver
Capítulo 17: Adverbios


  17.1 Adverbios - Qué son adverbios?

Adverbios son palabras que precisan verbos, adjetivos y otros adverbios.

Un adverbio precisa otro adverbio
  Lo hizo muy bien.
  Un adverbio precisa un adjetivo
  Es una ciudad muy grande.
  Un adverbio precisa un verbo
  Habla mucho.

Adverbios son invariables no concuerdan por lo tanto con nadie y con nada, aunque esto es, a pesar de que todos los libros de gramática lo dicen, solamente válido par un par de lenguas. No es válido por ejemplo para el checo. Igualmente pueden existir (y existen) lenguas en las cuales el adverbio que está delante de un verbo concuerda en género y número con el sujeto de la frase.

Miremos estas frases.

Habla alto.
  Hablan alto.

Es fácil de imaginarse que hay lenguas en las cuales el adverbio concuerda con el sujeto. Tomamos este ejemplo ficticio.

zota => si el sujeto está en singular
  Hablaba altozota
  zotan => si el sujeto está en plural
  Hablaban altozotan.

Si usted ahora cree que esto es mera teoría le podemos decir que hay muchísimas lenguas en las cuales el adverbio es variable. Hemos ofrecido en la www.frances-online.de 50 euros para cada persona que encuentre una lengua en la cual los adverbios son variables y podemos decirle que esto no era un buen negocio. Hay muchos lenguas en las cuales el adverbio es variable y hay incluso lenguas, como por ejemplo el checo, en las cuales es adverbio es la palabra más variable que existe. Si decimos que el adverbio es invariable nos referimos a las lenguas más conocidas en el oueste (ingles, francés, alemán, italiano, español etc.), pero no hay ninguna ley o lógica linguistica que dice que el adverbio siempre es invariable.


La otra cosa que de vez en cuando es útil de tener bien claro es el hecho que la palabra adverbio se refiere a la función de este tipo de palabra en la frase y no al genero de la palabra. Aclaremos la diferencia entre la función de una palabra y el género de una palabra con otro tipo de palabra, los sustantivos. Los sustantivos denominan cosas (mesa, silla, tenedor, casa, árbol) o ideas / conceptos (inteligencia, orgullo, amor etc.). Pero las misas palabras pueden tener una función dentro de la frase, pueden por ejemplo ser objetos directos / indirectos o sujetos.

complemento directo: Veo el perro.
complemento directo: Doy un hueso al perro.
sujeto: El perro ladra.

Si decimos que el perro es un objeto / sujeto, nos refirimos a la función que tiene dentro de la frase.Si decimos que perro es un sustantivo nos referímos al género de palabra. Si hablamos de un adverbio, nos referimos a su función dentro de la frase. Distintos géneros de palabras pueden servir como adverbios, como por ejemplo adjetivos.

rápido como adjetivo: Un coche rápido.
rápido como adverbio: El coche corre rápido.

Normalmente no es muy importante hacer esta distinción, porque la función y el género son el mismo grupo de palabras. Cualquier sustantivo puede ser objeto y en el caso del adjetivo no hay diferencia entre género y función, porque los adjetivos solo tienen una función. El caso de los
adverbios es distinto, porque un conjunto de palabras también puede fungir como adverbio. En este caso se habla de complemento circunstancial.

complemento circunstancial: Lo hizo con mucho cariño.
adverbio: Lo hizo bien.

El complemento circunstancial tiene la misma función que el adverbio, pero se compone de una preposición (con), de un adjetivo (mucho) y de un sustantivo (cariño).

La palabra adverbio es por lo tanto un poco problemática porque a veces no está muy claro si se habla del género de la palabra o de su función. Miremos estas frases.

adverbio
  Canta alto.
  adjetivo
  La torre es muy alta.

Sería más lógico de denominar adverbios solo las palabras, que siempre son adverbios, en los cuales no hay por lo tanto ninguna diferencia entre función y género.

Palabras que siempre son adverbios
  Le gusta mucho ir de compras.
  Hoy hacemos una torta.
  Ahora me voy.
  Adverbio y adjetivo
  adverbio: Los coches corren rápido.
  adjetivo: Coches rápidos consumen mucha gasolina.

La palabra adverbio es por lo tanto no muy preciso. Puede referirse a dos tipos de palabras. A palabras que siempre tienen la función de adverbios (palabras como hoy, ayer, bien, tan etc.) y palabras que pueden tener la función de adverbios (alto, rápido, despacio etc.). Los complementos circunstanciales son conjuntos de palabras que tienen la función de un adverbio.

Se distingue entre complementos circunstanciales de tiempo (El lunes me voy a nadar), complementos circunstanciales de modo (Aprieron la puerta con un martillo), complementos circunstanciales de causa (Debido al hecho que no tenía dinero, se quedó en casa), complementos circunstanciales que describen una finalidad (Para averiguar las circunstancias de su muerte) o complementos circunstanciales concesivas (A pesar de su handicap, era feliz). Las nociones de modo, de causa, concesivo, finalidad nos hacen pensar a las conjunciones, pero hay que ver la diferencia. Una conjunción establece una relación entre dos frases, una principal y otra subordinada. El adverbio / complemento circunstancial no establece una relación entre dos frases, en los ejemplos de arriba es obvio, porque no hay ninguna frase subordinada. Hemos ya visto que de vez en cuanto puede ser difícil distinguir entre preposición, conjunción y adverbio (en el capítulo sobre las preposiciones ).

 volver
Capítulo 17: Adverbios

contacto pie de imprenta declaración de privacidad