volver
Capítolo 13: Formas infinitas del verbo


  13.4.4 Verbos que añaden el infinitivo con da

El caso de la preposición da en este contexto, es completamente distinto; porque aquí, no se trata simplemente de añadir un infinitivo y el uso de esta preposición ni es arbitrario ni carece de valor semántico. En este caso sí que tiene valor semántico, incluso uno bien fuerte; y, normalmente, se ha de cambiar por completo la estructura de la frase al traducirla al castellano.

La macchina è da riparare.
  Hay que reparar el coche.

Como vemos imediatamente y sin que haga falta una explicación el caso es completamente distinto. Hay pocas lenguas que conocen una construcción similar, mejor dicho, la única lengua que conoce algo que se asemeje a esta construcción es el francés.

La voiture est à réparer.
  Hay que reparar el coche.

Si miramos esta construcción un poco más de cerca, vamos a ver que se trata de una especie de voz pasiva.

Hay que rellenar los formularios.
  I questionari sono da compilare.

Estas frases pueden ser convertidas en frases en voz pasiva.

I questionari devono essere compilati.
  Los formularios tienen que ser rellenados.  

Esta transformación revela los dos elementos que caracterizan esta construcción. Mit dovere / tener que se señala la obligación y los formularios son el sujeto de la frase en voz pasiva, o sea la meta (esto es lo que caracteriza una frase en voz pasiva: El sujeto es la meta, pero no el ejecutor de la acción descrita por el verbo).

Uno podría pensar que esta construcción se asemeja a una construcción española de este tipo.

Es de constatar, que la estupidez es una enfermedad más grave que el cáncer.

Pero esto solo funciona si no hay un sujeto propiamente dicho y este tipo de frase tampoco se puede transformar en una frase en voz pasiva. Este tipo de frase tampoco puede traducirse literalemente al italiano. En este caso hay que traducir con "bisogna di" (Bisogna constatare che....).


La construcción de arriba se asemeja a esta construcción.

Ho un sacco di cose da fare.
  Tengo que hacer muchas cosas.  


También en este caso hay obligación, pero en este tipo de frase el complemento directo de la frase principal es la meta de la acción.

Finalmente hay una 3ª construcción que, a pesar de que se asemeja a las construcciones que ya hemos visto, en realidad es completamente distinta.

Che c' è da ridere?
  ¿Dónde está la gracia?  
  C' è da ridere.
  Es para reírse.  

En este tipo de construcción no hay ni obligación ni se puede transformar estas frases en voz pasiva.

La tabla de abajo es un resumen de lo que hemos dicho. La preposición 'da' hace mucho más que preceder a un infinitivo, posee un valor semántico propio.

1) La preposición da exprime obligación y tiene un sentido pasivo.
Questo problema è ancora da risolvere.
  Es un problema que hay que resolver todavía.
2) Similar a 1) pero el sujeto de la frase pasiva (si se la convertiera) es el objeto de frase principal
  Lui ha veramente molti problemi da risolvere.
  Tiene que resolver realmente muchos problemas.
3) La función de complemento directo también la pueden tener tutto y niente
  Non abbiamo niente da perdere.
  No tenemos nada que perder.
4) El sujeto es la causa de la acción
  Questo è da impazzire.
  Es para volverse loco.

Los verbos que no hacen más que presentar un infinitivo con 'da', sin que añadan valor semántico son pocos, cinco a lo sumo. No los mencionamos aquí, porque incluso en esos casos, el uso habitual tiende a sustituirlos por 'di'.

 volver
Capítolo 13: Formas infinitas del verbo


contacto pie de imprenta declaración de privacidad